17 de Julio 2003

Cepo para Osos.

        En algunos sueños intento gritar, negarme, blasfemar, pero mis dientes están fundidos entre si y no consigo abrir la boca. Medio despierto, convierto mi cuello en una raíz de árbol haciendo fuerza para separarlos, y la sensación de rabia en el sueño se convierte en angustia y dolor físico por no conseguirlo, mientras el contertulio soñado espera en vano mi respuesta o mi aullido. Es una pelea contra mi mismo: mi dentadura empeñándose en cerrarse como un cepo y yo tratando desesperadamente de abrirla.
        Por la mañana me dolerá la cabeza y el cuello, y tendré agarrotada la mandíbula como cuando de pequeño mascabas uno de esos chicles con forma de melón que llevaba cuatro años en la tienda de chucherías.
        Llevo cinco días así. ¿Alguien me pasa un relajante muscular?

Posted by P. at 17 de Julio 2003 a las 04:35 PM
Comments

Pide con cara de cordero degollado Miolastan en la farmacia... jaja...igual cuela.
Yo tambien he soñado eso mas de una vez. Mas aun, me siento frecuentemente de esa manera en vivo.

Posted by: N. on 17 de Julio 2003 a las 09:14 PM

Mas que relajante musculares te recomiendo una estupenda férula de relajación tipo Michigan, al módico precio de 20 talegos. Por supuesto también te recomiendo que te la hagas en mi clínica (cuando encuentre trabajo claro...)...

Posted by: Dr. gonzalín on 17 de Julio 2003 a las 10:49 PM

(Que sepas que posteé esa chorrada solamente para que te lucieses con el comentario, Don Dentista Recién Licenciado)

Posted by: P. on 18 de Julio 2003 a las 12:28 AM
Post a comment
















Atención: Introduce el código de seguridad para poder comentar.