13 de Julio 2010

Destello (presente)

Puede pasar en cualquier sitio y en cualquier momento.

Sentado ante el ordenador en el trabajo, ahogado por la rutina. Tumbado sobre la cama, muerto de calor, concentrado solo en los ruidos de la calle. En un bar, con la copa en la mano y media broma en la lengua.

Una sensación repentina. Como un pinchazo o un destello. Como el despertador del teléfono por la mañana. Sin un pensamiento que la origine, nada que la dispare ("I got a trigger inside and I get the feeling I've been cheated."):

La nausea de la mentira. El dolor de lo soñado. Todo lo podrido, lo falso y lo ridículo. Cómo ha terminado.

Y el universo se divide y en otra realidad lanzo la copa contra el espejo tras la barra o me levanto y tumbo el monitor de una patada. Después siempre pego y pego y pego (al aire, a la pared, a los que me rodean), y grito con los dientes apretados como un cepo y maldigo y me retuerzo y lloro. Los brazos agarrotados de hombro a puño. La rabia y el asco en todo el cuerpo.

Solo ocurre en mi cabeza. En otro universo, en una de estas miles de ramificaciones, está pasando de verdad. En otras realidades nunca existió esa vida y esa mentira. En otras fue el doble. En alguna me ahogué a los trece años en una piragua.

Pero aquí, a este lado, la única opción es forzar la calma. Y sigo sentado. Hablo. Sonrío. Bebo. Ignoro el hormigueo bajo la piel, el clavo en la cabeza. El cuerpo intencionalmente más relajado, aun más laxo.

Y todo va a seguir así mientras pueda mantener esa otra realidad ocurriendo sólo en mi cabeza.

Posted by P. at 13 de Julio 2010 a las 07:42 PM
Comments


Gracias

Posted by: Srta.Vainilla on 14 de Julio 2010 a las 01:52 AM

¿Para cuándo una nueva entrada, Señor P?

Posted by: P.P. on 3 de Septiembre 2010 a las 08:10 PM

Ahí la tiene.

Posted by: P. on 7 de Septiembre 2010 a las 01:24 AM
Post a comment
















Atención: Introduce el código de seguridad para poder comentar.