2 de Febrero 2003

Gromingos.

                "Oh, it's such a perfect day,
                I'm glad I spent it with you
                Oh, such a perfect day,
                You just keep me hanging on
"
                    - Perfect Day, Lou Reed

        Dia estúpido. Detesto los domingos. Creo que es un sentimiento generalizado: son días indolentes en que el tiempo se estira sin que consigas aprovecharlo en nada, donde las horas gotean haciendo un ruido sordo y uno sólo quiere que llegue la noche. Invito a algún alma caritativa a que los elimine del calendario sin salpicar demasiado. Son absolutamete prescincibles. (Añado otra oferta: vendo tiempo, regalo bazo, cambio domingos míos por lunes ajenos)

        He dormido horriblemente mal (¡bien! ¡ya empiezan otra vez las noches de no pegar ojo!) y me he levantado con un estupendo dolor de cabeza. Todavía sigue por aquí, embotándome y dictándome ésto, y a pesar de que he probado a agitar muy fuerte esta cosa hueca que se sostiene sobre mis hombros en un gesto de negación vital, no he conseguido que la encefalitis salga disparada por las orejas y acabe aplastada como un mosquito contra la pared.
        Cocinando un revuelto de verduras me he quemado la mano (escribo ésto con la palma llena de pasta de dientes, remedio infalible que conseguirá que mi teclado apeste a menta por dos semanas). Parece que tanto presumir de que tengo las manos insensibles de tocar el bajo ha llamado la atención del gracioso Señor Azar, que ha querido demostrarme con la bromita que nunca podré dedicarme profesionalmente a comprobar la temperatura del aceite con los dedos.
        Explico mi proyecto vital para las próximas horas: ducharme, acicalarme, echarme unas gotitas de CK One (no podía faltar el habitual toque snob), abordar con punto de cruz un autobus que me deje en Madrid, conseguir papel de fumar, maldecir en arameo por tener que consumir Samson, visitar a N (grazie tante, signorina) para que me pase los apuntes de Opinión Pública, blasfemar de nuevo porque serán demasiados para estudiarlos en venticuatro horas, volver a mi casa resentido y por fin acabar otra vez delante de esta pantallita, esperando una excusa para descargarlo todo en algún inocente (“Make my day”, Teniente Callahan dixit) desprevenido
        Espero no tropezarmelos, damas y caballeros, cuando retorne a estos lares. Como ven, me preocupo por su salud, amables lectores.

Posted by P. at 2 de Febrero 2003 a las 06:23 PM
Comments

compro domingos,
considerando que mis lunes tienen examen,
(y yo necesito cienes de domingos para el de este lunes), a cuanto me dejas el kilo?
y esop,

furfur.
p.d. socorrooooooooooooooooooooooooooooooooooooo
(y van 2 de 3 de 7, yomentiendo)

Posted by: furfur on 2 de Febrero 2003 a las 09:56 PM

Los domingos son días de tránsito, días en los que la semana agoniza para darle el relevo a otra demasiado parecida.

Yo los disfrazo de día sin nombre, me pongo la careta de desarraigo y me voy a descubrir una ciudad tan ajena como propia, paseo por la monotonía como si fuera una sorpresa, para descubrir, al llegar a casa, lo que me he aburrido...

Posted by: V. on 2 de Febrero 2003 a las 10:33 PM

El Concilio Vaticano II, en su Constitución "Sacrosanctum Concilium", atribuye el origen del domingo a una «tradición apostólica»: "La Iglesia, por una tradición apostólica que trae su origen del mismo día de la resurrección de Cristo, celebra el Misterio pascual cada ocho días, en el día que es llamado con razón "el día del Señor" o "domingo" (n.106). Aún siendo así, cabe preguntarse cómo ocurrió, de dónde arranca esa tradición, qué tuvo que ver el Señor resucitado.

Como siempre, la iglesia esta detras de esto...

Posted by: Joshua on 2 de Febrero 2003 a las 11:32 PM

Yo creo que aparte de la iglesia Católica Apostólica y Romana aquí han metido mano los malvados nazicomunistas. Es todo un complot judeomasónico. Furfur, te regalo todos mis domingos del 2003. Las resacas de domingo por la mañana van incluidas.

Posted by: P. on 3 de Febrero 2003 a las 12:53 AM

Centro de Terapias Ocupacionales : Los domingos cerramos por descanso.

Para los desequilibrados , para los obsesos y obsesivos, para los que no follan , para los que follan aun menos, para los que se van (por que les han echado), para los que se quedan (por que no tienen otro sitio donde caerse muertos), para los resacosos y para los que estan de bajón, para él y para ella (que seguro se aburren mucho porque pertenecen al nicho de población antes nombrado : los que no follan),para los que se lanzan ( de morros contra la piscina vacía), para los que se van de vinos y no encuentran sitio, para los que no sabemos jugar al mus, para el que mira (por ser un voyeur), para la que le gusta ser mirada (homenaje a las de tanga negro y pantalon blanco de Bershka), para los que acaban de descubrir el onanismo, para los ornitorrincos ,para la amiga Drag Queen de Tintin...y bueno que ya desvario... para todos y cada uno : Cine de Barrio. Tu alternativa de confianza.
Los domingos por la tarde en TVE 1.

Posted by: N. on 3 de Febrero 2003 a las 12:19 PM
Post a comment
















Atención: Introduce el código de seguridad para poder comentar.