28 de Abril 2003

Ikea, Sueños y Jazz.

        Mi sofá-cama Ikea color mostaza agoniza. Solo tiene tres años, pero he debido darle muy mala vida porque su estado es lamentable. De ser una perfecta cama de matrimonio ha pasado a tener dos niveles: a la izquierda, diez centímetros por encima, duro como una piedra; a la derecha, adaptado a mi cuerpo e incluyendo oquedad para el paquete cuando duermo bocabajo, es un colchón de fakir. Empiezo a pensar que algún graciosete lo ha llenado de clavos, tuercas y muelles afilados. Cada mañana me levanto con más dolores, más moretones y más pinchazos. Hoy toca uno que podría confundirse con una apendicitis.

        Pues bien, entre la sensación de hez con que me acosté, el incomodísimo sofá-cama-ikea-color-mostaza y mis intolerables sueños (hoy volvía a zurrar a alguien, y después quemaba un edificio con una arquitectura increíble que finalmente era el Reichstag - con lo cual, deduzco, soy responsable del auge nazi -, y alguien me mandaba un mail en italiano que escondía entre líneas varias fotografías desagradables) he pasado una noche horrible. Cuando, ya amaneciendo, empezaba a sumirme en un sueño profundo, el teléfono me ha despertado un par de veces. La última llamada merecía la pena.
        No se lo creerán, pero era para avisarme de que hoy a las doce había un concierto gratuito de jazz en el Kraus (si, un lunes a las doce del mediodía). Así que me he ido para allá y se me han pasado todos los males de la noche (Chica Swing, me he acordado de usted porque han tocado algo de Count Basie, le habría encantado). Mucho bebop, algo de free jazz y para acabar, "Chicken" de Jaco Pastorius que me ha hecho salir del auditorio con una sonrisa de oreja a oreja y ganas de comerme el lunes sin patatas.
        Damas, caballeros, veremos si la tarde sigue siendo jazz o deviene en death metal

Posted by P. at 28 de Abril 2003 a las 03:40 PM
Comments

Ummm... que suerte! no se escucha algo de Count Basie en directo todos los días. Espero que no perdiera esta oportunidad para echar un baile!

Posted by: Chica Swing on 29 de Abril 2003 a las 02:09 AM

(Puedo prometer y prometo que no puse el link desde mi blog para que los pocos indeseables que lo frecuentan le caigan encima también. Fallos).

Posted by: Ana Caína on 29 de Abril 2003 a las 10:11 PM

Punto por punto.
- Coño, en los cafés literarios hay mujeres? Tendré que empezar a frecuentarlos. Y yo dándole vueltas a la cabeza sin saber dónde se escondían.
- Supongo que con eso de "mujer de verdad" no se refiere ni a mi mano derecha ni a una muñeca hinchable.
- No, no tengo planta. Se me muere siempre porque no la riego. Lo que si tengo es percha. Aunque ahora mismo solo cuelgan unos pantalones gastados.
- Deme el teléfono de la octogenaria. Sobre todo si va a heredar los derechos de autor de Voorman, que debe estar a puntito de palmarla.
- No, no tengo gato. Tengo una sonrisa sin gato, pero nunca sé donde la meto.

Posted by: P. on 29 de Abril 2003 a las 10:18 PM

Me gustaría pedirle a la afortunadamete sinpar y desparejada señorita Caína que no intervenga en mis conversaciones filosóficas con el amigo Penteo. También puedo prometerle que no encontré éste a través de su weblog. Triste será el día en que dependa de semejantes artimañas para dar con nuevas muestras del desparpajo humano en la exposición de sus vergüenzas, por no hablar de las barrabasadas cometidas contra el pobre html.

Al señor Penteo habré de confirmarle que, efectivamente, hay mujeres en los cafés literarios. No de las de verdad, claro, sino de las otras. Quizás por eso fue usted incapaz de identificarlas en visitas pretéritas.

Y precisamente hacía mención explicita a la veracidad deseable de las mujeres que uno ha de encontrarse en su camino para descartar manos derechas, izquierdas y adquisiciones oleicas en su sex shop de confianza. Y, aunque supongo que huelga, también descarta a las tipas esmirriadas con pretensiones literarias, intelectuales o mayores de 30 años. No son de este mundo.

Pero temo que he de dejarles...

PD: Me alegra saber lo del gato. No se haga con uno jamás; ya camina usted demasiado cerca de una cuerda que está demasiado floja. El camino de Vancouver a Barcelona es más corto de lo que se podría pensar.

Posted by: Captain (hei-hei) Heineken on 2 de Mayo 2003 a las 06:55 PM

Vaya con el Captain- hei hei (?)- Heineken. Usted se ha propuesto tocar las pelotas o es, sencillamente, así.
Je, graciosillo el chico; perdón, el "capitán".

Posted by: tenebratula on 6 de Mayo 2003 a las 01:03 PM
Post a comment
















Atención: Introduce el código de seguridad para poder comentar.