31 de Mayo 2003

Noche con el Inserso.

        Nos hacemos viejos. A la hora en que deberíamos estar emperifollándonos para salir a comernos la noche nos encontramos comprando verduras en un supermercado. Para tranquilizar las conciencias añadimos a la cesta un par de botellas de vino (una de ese Bach estrisimo seco que nos bebíamos siempre para acompañar al gnocci al pesto, ¿recuerdas?: terminábamos la botella bien fría entre los dos y acabábamos estúpidamente borrachos, y después todo era sexo y risas en una casa que se me desdibuja en la memoria)
        Más tarde, en casa del Señor Darío y tras alabar convenientemente sus nuevas rastas, repartimos tareas: el Señor Jose será responsable de la ensalada de piña y yo me encargaré de las berenjenas rellenas gratinadas. Tarareamos lo de "siempre que vuelves a casa me pillas en la cocina" y lavamos, picamos, freímos, removemos, discutimos azúcar si o azúcar no o esto es albahaca o estragón. Gana la salsa rosa y la cebolla se empeña en demostrar que el Señor Jose es un tipo sensible detrás de tanta patilla y tecnocracia. El Señor Gonzalo nunca currará de pinche de cocina.
        Después, todo ejercicio de mandíbulas y vasos de vino y sonidos guturales de aprobación. Gana la ensalada por mayoría y mis berenjenas quedan en un claro segundo puesto. Prometo vengarme. Nos repartimos por turnos el sillón masajeador mientras Darío pone el lavavajillas y descubro que es mejor que un polvo: diez minutos de placer sin tener que dar abrazos ni decir mentiras. Empezaré a ahorrar para comprarme uno. Cigarro sin tristeza postcoitum.
        Para acabar, película japonesa con trasfondo pretendidamente filosófico y pies descalzos con caras de sueño.

Posted by P. at 31 de Mayo 2003 a las 05:45 PM
Comments

Pongo a Dios por testigo...nunca volveré a pasar hambre....aprenderé a cocinar.

Posted by: gonzalín on 1 de Junio 2003 a las 10:17 PM

las verengenas estaban estupendas, no es que ganase la ensalada, es que nos la comimos antes. pero recuerde, que no sobro nada de comida...

Posted by: Dario on 1 de Junio 2003 a las 11:23 PM

Lo dejamos en un empate y punto, total, la ensalada tampoco era la leche. Era mezclar los ingredientes y ya. Las berengenas estaban muy ricas.

Se te olvida comentar uno de los puntos mas interesantes de la noche, cuando nos encontramos con "Parada", el de "Cine de Barrio" en el supermercado.

Nota: Yo tambien estoy ahorrando para comprarme el sillon ese de la felicidad.

Posted by: Joshua on 2 de Junio 2003 a las 12:28 PM

Cuando necesites elegir un vino, no lo dudes llamame.

Posted by: fatalidad on 2 de Junio 2003 a las 01:52 PM

Monsieur P.

No olvide nunca que hay mujeres a las que nos gustan que NO nos mientan...

Posted by: V. on 2 de Junio 2003 a las 05:12 PM

Monsieur P.

No olvide nunca que hay mujeres a las que nos gusta que NO nos mientan...

Posted by: V. on 2 de Junio 2003 a las 05:14 PM

Cachondo total con mucha "jocosidad"

Creo estaban los dos platos buenos tanto las
brenjenas y salsa rosa.

Posted by: S. P. de Cáceres on 21 de Febrero 2004 a las 10:26 PM
Post a comment
















Atención: Introduce el código de seguridad para poder comentar.