14 de Diciembre 2003

El Fornicio.

                "Te oyera aullar,
                te fuera mordiendo hasta las últimas
                amapolas, mi posesa, te todavía
                enloqueciera allí, en el frescor
                ciego, te nadara
                en la inmensidad
                insaciable de la lascivia,
                 riera
                frenético el frenesí con tus dientes, me
                arrebatara el opio de tu piel hasta lo ebúrneo
                de otra pureza, oyera cantar a las esferas
                estallantes como Pitágoras, te
                lamiera,
                te olfateara como el león
                a su leona,
                parara el sol,
                fálicamente mía,
                 ¡te amara!"

        Gonzalo Rojas, último premio Cervantes.


Posted by P. at 14 de Diciembre 2003 a las 02:14 AM
Comments

Uhm... supongo que alguien así nunca te retiraría a Aruba...

Posted by: L on 17 de Diciembre 2003 a las 08:53 AM
Post a comment
















Atención: Introduce el código de seguridad para poder comentar.