21 de Febrero 2005

Rematando el Domingo.

        Cansado de la rutina curro-cama cama-curro, tan terriblemente domingo, sin ni siquiera una resaca que justifique este tonto malestar en las tripas, esta sensación de no tener a nadie a quien recurrir, me echo encima de mi aspecto tan de domingo (ropa arrugada, sucia, yo sin duchar) una cazadora y salgo de camino al cine para ver cualquier cosa.
        En la cola distingo, cincuenta personas por delante, a un grupo de gente que me suena. Pijos majaderos de mi generación, conocidos de vista por coincidir en bares y autobuses. Puedo imaginarles sin mucho esfuerzo vestidos de verano, sus náuticos sin calcetines, pantalón caqui corto, flequillo y polo de rugby. En especial hay uno al que detesto por su mirada idiota y su papada.
        Y como en cada ocasión que voy solo, el taquillero me pregunta varias veces si quiero una única entrada. Me doy cuenta de que no lo hace porque le extrañe, sino porque la pido casi susurrando, avergonzado.
        Arrugo la entrada en la mano, entro en la sala con diez minutos de retraso, la película ya empezada hace rato. Cuarta fila, butaca veintiuno.
        Llego hasta la fila pero no distingo los números en los respaldos. Pregunto al tipo sentado en la butaca que da al pasillo si ese es el lado par o impar. Sorpresa, es el pijo gordo que me mira con cara bovina y duda. No espero la respuesta: junto a la pared hay un sitio libre y hago levantarse a toda la fila (un muro de cuerpos y abrigos, de palomitas y cocacolas recortadas contra la pantalla, un pequeño tsunami que impide la visión de toda la sala) para llegar hasta allí.
        Cuando me siento, noto que todos los pijos me miran. El de mi lado dice “esa es la butaca de un amigo al que esperamos”. Cojonudo. Así que me levanto y de nuevo provoco una ola, esta vez en sentido contrario, para llegar a la última puta butaca del otro lado del pasillo, en el extremo opuesto, peleando contra rodillas y reposavasos. Por detrás de mi escucho una marejadilla de quejas.
        Creo que he pasado media vida intentando no sentirme un bicho raro, convencido de que no consigo hacer las cosas más cotidianas con normalidad, sin torpezas o complicaciones. Ya les he hablado de eso.
        Pues la sensación ha sido tan grande que apenas he podido atender a la película, empeñado en arrugar mi metro noventa en la butaca, imaginando a toda una sala de espectadores acordándose de mis difuntos, gritándome idiota en silencio, clavando sus quinientos ojos en mi nuca en lugar de en la pantalla.

Posted by P. at 21 de Febrero 2005 a las 01:16 AM
Comments

media vida intentando evitar lo inevitable? yo estaría agotada si no me hubiera acostumbrado a ser el involuntario centro de atención por culpa de mis torpezas y sucesos inexplicables

Posted by: sandman on 21 de Febrero 2005 a las 11:37 AM

seguro que fue para tanto? seguro que esa ola de gente levantandose para dejarle pasar no fue solo eso...igual es que....emmmm.....igual pensaron "madre mia que chico mas majo, vamos a hacer la ola por él! ueeeeeee" bueno...igual no.

Posted by: thais on 21 de Febrero 2005 a las 01:46 PM


Vaya, podría haberse acordado de mi en el día de la semana que más odio, hubiera sido todo un detalle...

Posted by: Srta.Vainilla on 21 de Febrero 2005 a las 04:45 PM

No muy lejos de allí estaba yo entrando con mi maleta en un restaurante lleno de parejitas y grupos de amigos. El camarero también me preguntó con sorpresa si iba a cenar sola y yo me preguntaba: por qué esa cara? esto es Madrid, no?, lo más normal es estar solo. Y para más recochineo, cuando pido mi pizza, el camarero me pregunta: la individual o la grande? Yo pensé: me está vacilando o es así de tonto? Supongo que pensó al verme toda desaliñada y con la maleta: "a ésta le acaba de dejar el novio, por eso está aquí sola con esa cara de pena, y como estará deprimida seguramente se ponga a zampar como una cerda". Y dónde estabas tú, que no viniste a rescatarme?

Posted by: Rebeca on 21 de Febrero 2005 a las 04:57 PM

Mira el lado positivo, tienes un curro al k ir desde tu kama, y tienes kojones d ir solo al sine, pk yo si tngo k elegir entre ir sola al sine y kedarme en mi kasa muerta d asko elijo la opsion kobarde k es kedarme en mi kasa, aunke tb he esperimentado esa sensasion tan mala iendo kon una maleta d 30 kilo (yo k toy lejo d medi 1.90) por el metro d londre k esta to yeno d eskaleras puteantes, la vida es asi...

Posted by: jayesita on 22 de Febrero 2005 a las 09:32 PM

eres grande. (ahora te jodes). jodete.

Posted by: Rolando Cordera on 22 de Febrero 2005 a las 11:57 PM

Tantos meses fuera y veo que no me he perdido nada...

Un beso fuerte P.

Posted by: Fatalidad on 25 de Febrero 2005 a las 01:21 PM

Tantos meses fuera y veo que no me he perdido nada...

Un beso fuerte P.

Posted by: Fatalidad on 25 de Febrero 2005 a las 01:22 PM

Conozco esa sensación, me pasa demasiado a menudo. De hecho, la única forma que tengo de no sentirme así es escuchar música a todo volumen con el reproductor de mp3, así no me fijo en el mundo que tengo alrededor.

Posted by: Sanscrit on 28 de Febrero 2005 a las 06:56 AM

No t quejes lo raro y especial es poder ser distinto y tu lo eres o por lo menos te sientes asi, disfrutalo!!!!!!

Posted by: libelulas on 28 de Febrero 2005 a las 05:06 PM

Nos pasa a todos, Señor P., a unos mas a menudo que a otros. Le diera la bienvenida al club, pero eso atentaría contra el principio mismo del bicho raro.
Lindo post.

Posted by: Alejo on 1 de Marzo 2005 a las 06:33 AM

jajjaja
Perdone usted, señor P., pero no puedo evitar reírme de todo ese metro noventa.

:)

Posted by: la isla on 2 de Marzo 2005 a las 08:18 PM

Gracias por plasmar tan bien las sensaciones que casi todos tenemos y casi ninguno decimos.

Posted by: Peri on 4 de Marzo 2005 a las 10:30 PM

no me gusta que te sientas asi, de esta manera.
Estar solo a veces, solo a veces, es bueno
Sabes cuál es mi situacion? yo en el pc y mi pareja viendo la tele, donde sale una morena desampanante que no tiene nada que ver conmigo
Pero no me hundo!!!!!
Ni tu tampoco

Posted by: Odrie on 5 de Marzo 2005 a las 10:29 PM

Que bueno que hayas llegado a mi blog, no sabes el tiempo que llevo leyendo el tuyo(bueno si te has dado cuenta te he puesto un link en mi blog), pero la verdad es que nunca me habia atrevido a dejarte un comentario, bueno, uno creo. Nada que muchas gracias por el tuyo y que me seguire pasando por aqui.

Posted by: shhhhhh! on 7 de Marzo 2005 a las 03:38 PM
Post a comment
















Atención: Introduce el código de seguridad para poder comentar.