10 de Junio 2005

Muriendo.

        En el sueño ocurren otras cosas, pero esto es lo más importante:
        Bajo unas escaleras en penumbra. Voy guiando a un grupo de gente. Al pie de los escalones una figura a contraluz nos corta el paso (como cuando de madrugada al entrar en mi portal a oscuras la luz que entra de la calle recorta mi silueta gigante contra la pared).
        Agarro su mano y se la retuerzo, tirando del brazo hacia el suelo, obligándole a arrodillarse. Con la mano que tiene libre me golpea sin hacerme daño. Sostiene algo con filo pero sin punta que relampaguea en la oscuridad. La gente detrás de mi va saliendo al aire de la noche.
        Cuando la figura está en el suelo me reuno con ellos. Preguntan si estoy bien. Levanto la camiseta y enseño unos arañazos sin sangre, cortes poco profundos.
        Tuercen los labios, bajan a cabeza: "La navaja debía estar envenenada. Sólo te queda una hora de vida"
        Yo despreocupado, alegre, exultante: "Entonces vámonos a celebrarlo"
        (Cuando al día siguiente cuente esto a tres amigos de resaca en un coche, dirán "se nota que es un sueño: en realidad a nosotros nos habría dado igual y tu serías el triste y preocupado").
        Asi que en el sueño arrastro a toda la gente hacia un bar, pero nadie parece animado. Empieza a ponerme nervioso que estén tan callados, fúnebres, que me miren de reojo con compasión.
        "Demonios, es mi última hora de vida y no voy a dejar que me la amargueis". Y me voy del garito dejándoles allí.
        Amanece. Camino por una acera, los brazos extendidos, haciendo funambulismo de bordillo. Delante de mi se tambalean ebrios y despreocupados los dos o tres que han decidido acompañarme hasta el final.
        Miro un reloj, pienso que debo estar a punto de morirme y realmente me importa un carajo. Estoy tranquilo.

Posted by P. at 10 de Junio 2005 a las 02:33 PM
Comments

Que suerte tiene, yo nunca me acuerdo de lo que sueño, solo cuando me despierto por que me ha dado miedo.

Posted by: shhhh! on 11 de Junio 2005 a las 01:21 PM

Estar de acuerdo con la muerte, me parece algo sensato. Qué demonios, no nos quedan más cojones. Estar tranquilo ante ella, siendo como soy, me parece una insensatez.

Posted by: Del muslo de Júpiter on 13 de Junio 2005 a las 03:51 AM

es una respuesta para aquella pregunta
curioso el sueño
con un vino,

bss

Posted by: arte on 15 de Junio 2005 a las 02:46 AM

un tio con ideas suicidas ocultas en sueños, desde luego si mueres se acaban tus problemas, es una buena forma de despreocuparse. Aunque yo preferiria estar viva para practicar funambulismo de bordillo jajajaja

Posted by: desalmada on 15 de Junio 2005 a las 04:34 AM
Post a comment
















Atención: Introduce el código de seguridad para poder comentar.